Centro Comercial La Rotonda II Of. 2052 - Av. La Fontana 440, La Molina, Lima - Perú

​Móvil: +971 455 899 / +51 999 136 601

publicacionesvidanueva@gmail.com

Horario de atención: Lunes a Viernes de 10 a 6 p.m.

© 2020 Publicaciones Vida Nueva

Dios es un Dios de frescura y cambio.


Dios es un Dios de frescura y cambio. Pero espera. Antes de dejar ese pensamiento, déjame decirte algo muy claro: Dios mismo no está cambiando, ni Su Hijo. Él "es el mismo ayer y hoy y por los siglos" (Hebreos 13: 8). ¿No es eso un gran pensamiento? Dios no es diferente este año de lo que era el año pasado o hace una década. Él tampoco cambiará por cien años a partir de ahora. Pero aunque Él es el mismo, su trabajo es diferente. Se mantiene fresco. Sus caminos y métodos son para siempre frescos, impredeciblemente nuevos.

Necesito advertirte, si quieres que las cosas sigan igual, vas a ser terriblemente incómodo en el cielo. Todo va a ser algo nuevo. Dios es un Dios de frescura y cambio. Él es novedoso en Sus métodos. Él altera Su camino tanto, es como si nunca lo hubieras visto antes. No puedes imaginar lo que puede ser la próxima vez.

Dios dice que debemos ser "imitadores" de Él, lo que realmente significa que debemos "imitar". Puesto que Dios es un Dios de frescura y cambio, así debemos ser. Si queremos cumplir con este mandato, sugiero que permanezcamos frescos, que permanezcamos abiertos, innovadores, dispuestos a cambiar.

Cada edad conoce la tentación de tratar de restringir los tratos de Dios. La mayoría de las personas en este mundo son mantenedores. Una vez que las cosas se colocan, no nos gusta que hayan cambiado.

¿Está abierto al cambio en tu vida? ¿Está usted dispuesto a arriesgarse? ¿Es lo suficientemente flexible para innovar? ¿Está usted dispuesto a tolerar la pura posibilidad de hacer un cambio masivo en su dirección para la vida? "Señor, ¿es América del Sur, o Indonesia? Yo lo haré, me moveré o cambiaré mi profesión, está bien, Tú me llevas a una nueva empresa. Lo haré, cuéntame.

¡Ese es el espíritu! Puede significar moverse a través de la calle. Puede significar moverse por los Estados. Puede significar moverse a través de los mares. ¿Cuán flexible eres? No puede implicar un movimiento en absoluto, solo una voluntad.

Dios no cambia, pero Sus caminos y métodos permanecen frescos e impredeciblemente nuevos.

Fuente: http://www.insight.org/resources/daily-devotional/individual/creativity1?

Traducido por Marlent Mar


15 vistas