Enfrentando el dolor

BURN PHILLIPS, EX ENTRENADOR de los equipos Petroleros de Houston y Titanes de Tennessee, una vez dijo: “Hay dos tipos de entrenadores en la NFL: A quienes se ha despedido y a quienes se les va a despedir”. Su enunciado se aplica al tema del dolor. Hay dos tipos de gente en el mundo: Aquellos que sienten dolor y aquellos que sentirán dolor. No podemos escapar al dolor, por ende, debemos prepararnos para esto. Mi padre murió hace algún tiempo atrás. Tal vez usted está leyendo este folleto porque también ha perdido recientemente a alguien querido. Todos tenemos algo en común—el dolor. Independientemente de nuestros antecedentes, género, raza, nacionalidad, partido político, educación, deporte

Dios sabe cuándo morirás. Y eso es bueno.

Hoy podría ser tu último día sobre la tierra. Lee esa frase de nuevo. No intento asustarte; tampoco intento ser morboso. Es una realidad. Muchos de nosotros creemos que viviremos por mucho tiempo, pero no lo tenemos asegurado. Nuestra vida es corta, y muchas veces más corta lo que pensamos. De hecho, Jacob, cuando tenía ciento treinta años (¡ciento treinta años!) dijo, “pocos y malos han sido los días de los años de mi vida” (Génesis 47:9). La Biblia nos advierte de lo corta que es la vida: “Los días de nuestra vida llegan a setenta años; y en caso de mayor vigor, a ochenta años. Con todo, su orgullo es solo trabajo y pesar, porque pronto pasa, y volamos” (Salmos 90:10). Según esta estadísti

Sirva a Dios con su sed

Así que si estamos en casa o lejos, hacemos nuestro objetivo de complacerlo. (2 Corintios 5: 9) ¿Qué pasaría si descubrieras, al igual que los fariseos, que habías dedicado toda tu vida a tratar de agradar a Dios, pero que todo el tiempo habías estado haciendo cosas que a Sus ojos eran abominaciones (Lucas 16: 14-15)? Alguien puede cuestionar esto y decir: "No creo que eso sea posible; Dios no rechazaría a una persona que ha estado tratando de complacerlo.” ¿Pero ves lo que esta interrogante ha hecho? Él ha basado su convicción sobre lo que agradaría a Dios en su idea de cómo es Dios. Es precisamente por eso que debemos comenzar con el carácter de Dios revelado en la Escritura. Dios es un ma

El amor incondicional de Dios

Para los creyentes nuevos puede ser difícil aceptar que Dios les ame tal como son. La mayor parte del mundo funciona por el amor condicional: se da aprobación y aceptación de acuerdo a los méritos. Por eso, cuando venimos a Cristo por primera vez, normalmente tendemos a dar por sentado que debemos esforzarnos por “ganar” las bendiciones, tales como la riqueza económica, familias amorosas y carreras sólidas. Pero el amor divino nunca puede ganarse por el esfuerzo humano. No hay absolutamente nada que podamos hacer para que nuestro Padre nos ame más. Tampoco podemos influenciarlo para que deje de amarnos. (Vea Ro 8.38, 39). Muchos creyentes entienden esto intelectualmente, pero pueden tener di

La obediencia que agrada a Dios

La manera más evidente de apartarse de la voluntad de Dios es pecar intencionalmente. De hecho, es tan evidente que usted pudiera preguntarse el porqué lo señalo. La razón es que muchas veces escucho a cristianos tratando de justificar la obediencia parcial. El rey Saúl ofreció muchas excusas para ignorar las instrucciones del Señor. Dios había ordenado a los israelitas que destruyeran a los amalecitas y todo lo que tenían. Pero dejaron con vida a los mejores animales y también a su líder, Agag. Muy orgulloso de sí mismo, Saúl le informó a Samuel que había hecho lo que le había sido ordenado, aunque se había quedado con algunos animales (1 S 15.15); y para justificarlo, trató de culpar a otr

Buena, agradable y perfecta

“No os conforméis a este siglo, sino transformaos por la renovación de vuestro entendimiento, para que comprobéis cual sea la buena voluntad de Dios, agradable y perfecta.” Romanos 12:2 Notemos las últimas palabras: agradable y perfecta. ¿Acaso hay algo mas agradable y perfecto que saber que estamos dentro de la voluntad de Dios? ¿Y que fuese lo que hagamos al final Dios por su soberanía está en control de absolutamente todo? ¡Qué palabras de lo más alentadoras: La buena voluntad de Dios, agradable y perfecta”! Rick Wade en su artículo “La soberanía de Dios” menciona: “Si bien tenemos la capacidad y la responsabilidad de elegir, podemos tener la confianza en que el plan de Dios será realizad

La esperanza de confiar en la soberanía de Dios

ROMANOS 8:28 “Y sabemos que a los que aman a Dios, todas las cosas les ayudan a bien, esto es, a los que conforme a su propósito son llamados”. Durante los años que tengo de creyente, (que en verdad son muchos, porque entregué mi vida a Cristo cuando tenía doce años de edad y hoy tengo cincuenta), he oído pronunciar este pasaje en reiteradas ocasiones, ya sea en prédicas (a pastores), y a creyentes cuando algún hermano en la fe, atravesaba un episodio difícil en su vida (problemas económicos, de salud, familiares, sufrimientos por diversas causas). Lo cierto es que se convirtió en un pasaje muy conocido y familiar para mí, al punto que yo misma lo utilicé muchas veces para animar a quienes a

Cuento con la soberanía de Dios

Érase una vez una muchacha en el curso de Teología Cristiana que escuchaba a su profesor enseñar acerca de la soberanía de Dios. Y esa muchacha antes de salir del aula de la clase, entró en una lucha con Dios. Entendió, “Dios está en completo control de todas las cosas…”, pero, esta verdad, en vez de darle confianza en su Dios, le provocó un gran conflicto.[1] Pues, esto no es un cuento. Yo era la muchacha “desilusionada con Dios” como Philip Yancey describió que tenía, “…un gran abismo entre lo que espera[ba] de [mi] fe cristiana y lo que experimenta[ba] en realidad.”[2] No pude ni dormir por estar contemplando, “Si Dios es soberano…¿por qué nos creó sabiendo que íbamos a pecar?…¿por qué no

Comprendiendo la voluntad de Dios

Hubo un tiempo en que trabajaba en una empresa cristiana y me gustaba mucho estar allí, pero más que eso soñaba con dedicar más tiempo, todo mi tiempo a la obra. Solo pensaba en eso, día y noche. Así que oraba constantemente para que Dios me revelara su voluntad. Cuando hablamos de la voluntad de Dios, es necesario comprender su completo significado para comprender quién es Él y quiénes somos nosotros. La voluntad de Dios no se refiere principalmente a un lugar a donde ir ni qué trabajo ministerial realizar. La voluntad de Dios tiene que ver con usted como persona. Si usted es una persona que está en la condición correcta, entonces puede seguir sus deseos y cumplirá así con la voluntad de Él

 Dirección:     Centro Comercial La Rotonda II Of. 2052 - Av. La Fontana 440, La Molina, Lima - Perú

​WhatsApp:   51+971 455 899 / +51 999 136 601

E-mail:          publicacionesvidanueva@gmail.com

Horario de atención: Lunes a Viernes de 10 a 6 p.m.

© 2020 Publicaciones Vida Nueva